Viernes, 16 de abril de 2010

Y buenooo aquí estoy, de regreso, este tiempecito que ha pasado ha sido una gran experiencia física, mental y emocional para mi vida.

Lo cual agradezco a Dios me haya dado esta oportunidad, ya que hoy tengo la firma convicción de que lo que no te mata te fortalece, y de que yo siempre he sido una mujer con un espíritu fuerte, y aquí estoy sintiendo y viviendo la grandiosidad de la vida, gozando y disfrutando lo que tengo, lo que me ha dado y me sigue dando.

"Ella" se fue (en su lugar llegó Pattinson jajaja) bueh fue en mi ausencia y pues ahora ni ganas de quitarlo, allí se quedará, gracias a mi estrellita que da luz a mi vida.

La vida a veces nos pone encrucijadas dolorosas, incomprensibles, pero hoy puedo decir que soy afortunada, Dios no quita... libera.

Esa liberación Él la da, pero si tú no eres capaz de aceptarla, de enfrentarla, nada tiene caso, y realmente yo no pienso pasarme la vida llorando o lamentando ya que yo no lo merezco, así de simple, no lo merezco.

Y no soy una persona que guste de irse lamentando o arrastrando por todas partes para que alguien diga "pobrecita", bueh no sé en lo personal no soy de ese estilo, y tampoco me gusta rodearme de personas con ese estilo, cualquiera ve su propio problema como el más grande del mundo, y puede ser, pero también Dios nos ha dado la gran capacidad de tener una mente y un corazón, para ser inteligente en tus emociones también. Se vale llorar ante alguna situación, ante eso que te está dañando, lo que pienso no se vale es sumirte en tus lágrimas quedarte en tu dolor y lamentarte toda la vida.

Hay una frase que siempre me ha gustado mucho.... por qué llorar por una persona, cuando en el mundo hay millones. Y realmente hoy creo también firmemente que el Destino no existe, sino que uno tiene lo que se merece y lo que se ha ganado. Si los problemas son familiares vamos! por eso son problemas porque hay que enfrentarlos y no llorando por cada rincón, enfréntalos con la cara en alto, así como Jesús miró al cielo cuando estaba en la cruz.

La Felicidad depende de uno mismo, de mi, no de que [email protected] me quiera o me llame o piense en mi o cosas así, hay personas que están en pareja y no son felices, o viceversa hay quien está solo y es infeliz, pero también al contrario hay quien está solo y se siente bien consigo [email protected], por ello pienso que la felicidad está en mi, no en el [email protected]


Por ello hoy quiero ganarme un sinfin de buenas cosas, de un sinfin de sonrisas, de un sinfin de cosas nuevas, de cosas y personas con quien pueda disfrutar y compartir mi forma de ser y de pensar.

Y recuerda:

“Guarda la tristeza para ti mismo y comparte la felicidad con los demás”. – Mark Twain (1835-1910)

“La melancolía es la felicidad de estar triste”.   Víctor Hugo (1802-1885)




DSC02349.jpg picture by serenidad

Y tú... mi querido lector
¿cómo enfrentas los problemas?
llorando por cada rincón...
¿o fortaleciendo tu espíritu?


Tags: Mi Serenidad

Publicado por Instantes @ 21:13  | Mi Mundo
Comentarios (0)
Comentarios